tarjetas virtuales

¿Quiénes somos…? ¿De dónde venimos…? ¿Hacia dónde vamos…? En el período neolítico aparece el primer método de pago, el trueque, intercambio de bienes consensuado por ambas partes. Tiempo después llegan las monedas fabricadas en plata, oro y bronce, cuyo valor iba en función del peso y el metal del que estaban fabricadas. En breve aparecieron los billetes que a día de hoy continúan entre nosotros, al menos de momento. Y ya en la era moderna  se presentaron las tarjetas de crédito.

La forma de realizar pagos en los últimos  años ha evolucionado de forma considerable. Especialmente con la introducción de las operaciones electrónicas, la difusión del e-commerce, las tecnologías financieras o el pago con dispositivo móvil. Al margen de esta evolución, digamos natural, el fuerte impacto que ha supuesto vivir una pandemia a nivel global ha acelerado todavía más este desarrollo.

Los sistemas de pago digitales como las wallets han adquirido un importante crecimiento contra la reducción del uso del dinero en efectivo. Según estudios realizados, aproximadamente un 55% de la población elige pagar con tarjeta de débito y solo un 35% opta por utilizar dinero efectivo. Esto demuestra que la población que hace unos años utilizaba el pago tradicional ha ido cambiando sus hábitos de pago y ahora prefiere utilizar otros medios. No solamente es que esté disminuyendo el uso de dinero, sino que además la mayoría de personas encuestadas apenas llevan unas cuantas monedas encima.

tarjetas virtuales
Una vez terminado el estado de alarma del pasado mes de mayo, nuevos métodos de pago digitales se han consolidado definitivamente. En gran medida por su capacidad de agilizar los procesos y reducir el riesgo de contagio. La llegada de la nueva normalidad nos está convirtiendo en una sociedad sin dinero en efectivo provocando el crecimiento de diversas formas de pago sin contacto.

 

Principales sistemas de pago en la actualidad

Cuando hemos de pagar, lo que más importa sobre todas las cosas es la seguridad en el pago. En función a la seguridad, la rapidez y la comodidad las tendencias que más están aumentando este año son las siguientes:

  • Contactless. Este sistema de pago se realiza mediante una tecnología que permite al cliente realizar compras sin tener que utilizar dinero efectivo. Se puede proceder desde un teléfono móvil o desde otros dispositivos wearables como son los relojes inteligentes.
  • Apps Wallets y de fidelización. Esta posibilidad de pago ofrece a los clientes formas de pago a través de aplicaciones propias del negocio. Mediante una aplicación propia se abre un canal de comunicación directo y nuevo con el cliente con el que cerrar el proceso de compra.
  • Pay by link. Es un método de pago que simplifica eficazmente el envío y la recepción de una cantidad económica para pagar una compra o servicio. Se emplean enlaces de pago enviados a través de correo electrónico, SMS o WhatsApp para formalizar la transacción.
  • Códigos QR. La implantación de los códigos QR comenzó siendo una manera de visualizar imágenes o textos con una aplicación. Actualmente estos códigos QR también son utilizados como sistema de pago.
  • P2P. Los pagos P2P,Peer-to-Peer o Persona a Persona, son transferencias de dinero entre particulares realizadas a través de aplicaciones móviles, banca móvil, redes sociales o por Internet. Bizum es la más conocida y utilizada a día de hoy.

tarjetas virtuales

¿Por qué las tarjetas virtuales son el futuro?

Las tarjetas virtuales se han convertido en un elemento de pago a través de internet muy llamativo y muy bien aceptado por el público. Aunque este sistema de pago es una tecnología emergente, la comodidad que ofrece a los usuarios ha hecho que se haya apostado por ella. A día de hoy existen varias opciones disponibles de tarjetas virtuales a la venta en prácticamente todas las grandes financieras de nuestro país.
Este medio de pago aumenta la confianza de los consumidores cuando han de comprar o contratar algún servicio online. Las tarjetas virtuales existen físicamente, pero no disponen de banda magnética, su uso está determinado a efectuar pagos online sin necesidad de dar datos personales.

La mayoría de tarjetas virtuales son tarjetas monedero recargables, en caso de hackeo, robo o pérdida solamente se perdería el dinero que contiene la tarjeta. Esta es precisamente una de las grandes ventajas de este sistema de pago:

  • Es un modelo de pago en el que somos nosotros quienes decidimos los importes dentro de la tarjeta. Por lo cual esta no podrá afectar al resto de nuestros productos financieros de ningún modo.
  • Solo contiene una cantidad concreta de dinero y es más difícil de sustraer, sobre todo cuando no hay una tarjeta física.
  • Su objetivo es operar por internet, por lo que su funcionalidad le hace resolver con éxito las tareas para las que fue creada.
  • Reúne todas las características de seguridad de cualquier otro tipo de tarjeta con la particularidad que el hecho de ser virtual le concede.

e-wallet
Las tarjetas virtuales están marcando el principio de la revolución de los métodos de pago. Desde OmniWallet pensamos que merece la pena disponer de una tarjeta virtual como modelo de pago por su eficacia y su seguridad. Pero también porque estamos seguros de que estas tarjetas son el futuro del comercio electrónico.

Bibliotecaria frustrada que un día descubrió el potencial que tenía de creatividad y después de varios cursos de marketing decidió explotarlo en redes sociales y terminó haciéndose community mánager de diferentes empresas y artistas. Le encanta el silencio pero es melómana hasta la médula, puro espíritu de contradicción. Fanática de libros, películas y series de terror. Vive mirando una estrella, siempre en estado de espera.