fidelización digital

El mercado es cada vez más competitivo, y muchos negocios dependen de la fidelización de clientes para seguir creciendo o simplemente mantenerse. Para  conseguirlo, la aplicación de estrategias destinadas a conseguir la confianza de los clientes, como los programas de fidelización digital, suponen una valiosa herramienta en el panorama de negocios actual.

Un programa de fidelización intenta premiar a los clientes para aumentar su lealtad hacia el establecimiento o marca, lo cual también incrementa las posibilidades de que la persona vuelva a comprar  en el futuro. También son un reto para el negocio, ya que le obligan a perfeccionarse satisfaciendo a los clientes de manera que repitan sus compras. Incluso pueden convertirse en embajadores leales  de la marca y llevar a sus conocidos y familiares.

Para acertar premiando a los clientes,  hay que basarse en las pautas de su comportamiento, que incluyen, gustos, perfil  y frecuencia de compra, entre otros. Así se les podrá ofrecer premios en forma de descuentos, regalos, promociones puntuales o ventajas únicas, que incentivarán la fidelidad del cliente con el negocio.

 

Por qué integrar un programa de fidelización

Una de las  principales razones está relacionada con la rentabilidad: fidelizar a un cliente cuesta hasta 7 veces menos que captar uno nuevo. Este punto es muy importante y conviene tenerlo claro, algo que no siempre ocurre.  

Hay negocios que invierten mucho esfuerzo y recursos económicos en conseguir nuevos clientes, sin prestar especial atención en  fidelizar los que ya les han hecho una o varias  compras. Conseguir nuevos clientes es esencial, sí, pero fidelizar los ya existentes es menos costoso, más rentable  y también una forma de conseguir clientes nuevos. 

Otra razón para apostar por esta estrategia es que el cliente fidelizado no acude a la competencia. Una clientela fidelizada, impulsa el crecimiento del  negocio aumentando las ventas en más de un 20%. Esto se debe a que tanto el importe medio como la frecuencia de compra, son superiores. Téngase en cuenta que el 41% de las decisiones de compras se basan en este tipo de programas.

Se observa también que la reputación online de un negocio mejora cuando los clientes se sienten valorados, ya que hacen comentarios positivos de la marca en las redes sociales.

También es  muy importante la información detallada sobre los clientes que se obtiene  con los programas de fidelización, algo de lo que se podrá sacar provecho para estrategias futuras.

 

Las ventajas razonadas

Los programas de fidelización permiten ir mucho más allá de la tarjeta física o cupón de descuento empleados tradicionalmente en el marketing tradicional offline.

Por otra parte,  la inversión en estrategias online suele ser mucho menos que la requerida más por medio del offline, aportando muchas posibilidades de segmentación para impactar a las personas realmente interesadas en relacionarse con un negocio.

Otra ventaja de crear una estrategia de fidelización online es su adaptabilidad, ya que se puede ir ejecutando en función de la fase conversión en la que se encuentre el cliente. Estas acciones que dependen de la fase del embudo de conversión,  pueden ser permanentes.

En líneas generales, las oportunidades,  canales y  estrategias para fidelizar clientes de forma online, son mucho más numerosas que las  offline. Y si se consigue integrar los dos mundos, el  online y el offline, actuando conjuntamente en los programas de fidelización, las posibilidades de éxito y crecimiento del negocio se multiplican. 

¿Todavía tienes dudas sobre la implementación de un programa de fidelización en tu negocio, o necesitas asesoramiento? Contáctanos,  somos especialistas en fidelización omnicanal.

Lectora voraz desde que era una niña, pronto aprendió a contemplar el mundo con la mirada entre curiosa y soñadora de quienes aman la literatura.