checkmate

A día de hoy, el número de empresas que tiene implantada alguna estrategia omnicanal ha aumentado considerablemente con respecto a los cinco últimos años. La interacción entre clientes y marcas se realizan cada vez por más canales de manera simultánea.

Una estrategia omnicanal integra todos los puntos de contacto con la empresa; e-mail, apps, web, call center, redes sociales, dispositivos móviles, punto de venta, etc. Gracias al trabajo integrado entre los canales, la omnicanalidad consigue optimizar la experiencia del usuario. De esa manera, los canales se complementan para ofrecer una mejor experiencia de compra y estrechar aún más las relaciones. 

A continuación, desde OmniWallet te mostramos diez ejemplos de empresas que han conseguido crear una perfecta estrategia omnicanal.

 

 

 

Amazon

Es la empresa de compras online más reconocida a nivel mundial, la experiencia de usuario es la más apegada a la omnicanalidad. Todas las compras que hacemos en la plataforma podemos verlas en cualquier dispositivo, ya sea ordenador, tablet o smartphone. Amazon nos mantiene informados constantemente de la situación en la que se encuentra el envío del producto. Los pedidos llegan en el 99,9% de las veces en el tiempo establecido antes de que se iniciara la compra. Además, da la oportunidad de devolver el artículo y que reembolsen el dinero a la cuenta sin tener que efectuar demasiadas gestiones. 

REI

REI utiliza una estrategia omnicanal que combina procesos para que nunca haya confusión sobre los productos en existencia o incluso el precio. Todos sus canales de compra funcionan instantáneamente, con información actualizada y precisa sobre los productos disponibles sin importar el canal por el que estemos comprando. Sus tiendas disponen de acceso a wifi y ha facilitado a sus asociados dispositivos móviles para ayudar a los clientes a buscar información de productos.

Disney

La experiencia omnicanal de Disney tiene como pilar fundamental la orientación al cliente desde el momento en el que se procede a reservar. Con la herramienta My Disney Experience se puede planificar absolutamente todo. Disponen de aplicación para poder ubicarse en el parque y localizas las atracciones, informa del tiempo de espera que hay para subir a la atracción. Por si esto no fuera suficiente Disney dispone de otra herramienta más, conocida con el nombre de Magic Band. Con ella se puede pedir comida, almacena las fotografías que hagamos en el parque y se puede utilizar como llave de la habitación. 

Best Buy

Nada más entrar en su plataforma te aparecen los descuentos y las promociones que se estén llevando a cabo en esos momentos. Da igual si usas ordenador o smartphone, todo lo vas a ver exactamente igual. Acceder al carrito de la compra es sencillo y no necesitas navegar demasiado por su interfaz.

Chipotle

Su sistema online y su aplicación de pedidos permiten hacer un pedido desde cualquier lugar donde te encuentres. Se puede crea una cuenta y guardar los pedidos favoritos para tener una experiencia rápida y eficaz. También ofrece la posibilidad de realizar pedidos en grupo. Chipotle lleva su concepto de comida mexicana rápida y sana a otras dimensiones uniendo la experiencia omnicanal.

Rappi

La experiencia omnicanal en esta empresa de entrega de comida es brutal, ya que está basada en los antojos que los clientes tienen. Mediante una plataforma intuitiva a la que se puede acceder desde un ordenador o un smartphone, los clientes eligen la comida que prefieren. 

Netflix

La estrategia omnicanal de Netflix para llegar al público no puede ser más exitosa. Muestra una atención personalizada exponiendo aquellos programas que considera son de interés para ti. Te sugiere continuar series y películas que no hayas terminado de ver, estrenos, tendencias, tanto en su versión para teléfonos móviles como para computadora.

Guitar Gear

Este negocio de venta de instrumentos musicales especializado en guitarras eléctricas ha conseguido despuntar gracias a la implementación de la experiencia de usuario. Se puede acceder a su web desde cualquier dispositivo con internet. En su página se observan los mismos productos, lista de sugerencias, productos o marcas con las que trabajan. Tienen alineada toda su publicidad en todas sus cuentas de redes sociales y en WhatsApp ofrecen atención especializada a sus clientes.

Starbucks

Uno de sus pilares es  la Starbucks Card, una tarjeta de fidelidad con la que es posible pagar toda compra que se realice en sus establecimientos. Donde está el secreto del éxito te preguntarás, pues lo tiene y está en esa misma tarjeta que se puede utilizar como monedero. Podemos recargarla desde la web, el móvil, el teléfono de atención al cliente o la propia tienda. Cualquier modificación del perfil de usuario, o de la tarjeta en un canal, se verá reflejado inmediatamente en los demás.

Oasis

La omnicanalidad desarrollada por Oasis ofrece una experiencia total para sus clientes. Su aplicación móvil para smartphones, su página web, sus tiendas físicas y sus servicios de atención al cliente envían un mensaje coherente y fluido. Están muy presentes en redes sociales, concretamente en Instagram cuentan con un enlace, llamado like2buy. Este permite dar una orden de compra del producto que se está viendo en ese momento.

 

Bibliotecaria frustrada que un día descubrió el potencial que tenía de creatividad y después de varios cursos de marketing decidió explotarlo en redes sociales y terminó haciéndose community mánager de diferentes empresas y artistas. Le encanta el silencio pero es melómana hasta la médula, puro espíritu de contradicción. Fanática de libros, películas y series de terror. Vive mirando una estrella, siempre en estado de espera.